El Valencia empata con el Chelsea y se la jugará en Amsterdam

Créditos Mundo Deportivo

Valencia y Chelsea disputaron en Mestalla un partidazo que acabó en tablas (2-2) y dejaron las espadas en todo lo alto hasta la última jornada de la fase de grupos, con ambos equipos empatados a ocho puntos a la estela del líder Ajax, ante el que ches se jugarán en Amsterdam su pase los octavos de final. Goles, un carrusel de ocasiones, pasión, emoción hasta el final… Fútbol en estado puro entre dos conjuntos que se vaciaron para brindar un espectáculo inolvidable.

El Valencia empezó a carburar transcurrido el cuarto de hora y tuvo magníficas opciones para empezar a encarrilar el triunfo, pero falló lo que no estaba escrito. El ‘culpable’ fue Maxi Gómez, que erró dos oportunidades de libro en este primer período. La primera, en el minuto 19, cuando no acertó a rematar en el segundo palo, estando completamente solo, un centro de Rodrigo, y en el 30’, con un chut cruzado, también dentro del área, que se encontró con una soberbia parada de Kepa. Entre ambas ocasiones, un remate de cabeza de Carlos Soler fue blocado por el portero vasco.

Llegan los goles

Los minutos de gran fútbol del Valencia se diluyeron en la recta final de la primera parte, cuando el Chelsea volvió a pisar el acelerador. Kanté asustó con un chut que se fue alto y acto seguido Cillessen se lució para despejar un remate de Abraham.

El cántaro iba tanto a la fuente que al final acabó por romperse. Así, en el minuto 40 , Carlos Soler aprovechó un centro de Rodrigo para firmar el 1-0 en el segundo palo, mientras que sólo un minuto después el Chelsea empataba por mediación de Kovacic con chut potente y raso desde la frontal del área. Antes del descanso el jugador balcánico aún tendría otra gran ocasión, pero Cillessen la desbarató con otra excelente intervención. Además, Abraham acabaría lesionado, entrando en su lugar el ex che Batshuayi.

¡Que siga el espectáculo!

Si pletórica había sido la primera parte, el espectáculo continuó tras el paso por los vestuarios. En el minuto 50 el Chelsea se adelantó en el marcador con suspense tras aprovechar Pulisic un balón suelto dentro del área. El VAR necesitó tres minutos para dar validez al gol, al constatar que Garay invalidaba con su posición el fuera de juego del ‘blue’ y no apreciar una anterior falta sobre Gabriel Paulista.

Con 1-2 al Valencia no le quedó otra que lanzarse a tumba abierta en pos del empate, que tendría Rodrigo en el minuto 57. Incomprensiblemente, el hispano-brasileño mandó por encima del travesaño el balón en un chut de vaselina tras una mala salida de Kepa, que no se entendió con sus defensas. Más claro la tuvo aún Parejo, que cinco minutos después falló un penalti cometido por Jorginho sobre Gayà. El lanzamiento desde los once metros del capitán lo despejó con una soberbia parada Kepa.

No había tiempo para las lamentaciones y Celades movió el banquillo. Gameiro entró por un lesionado Jaume CostaCoquelin por Ferran Torres Lee Kang-In por Carlos Soler. El Valencia siguió apretando y, con el partido completamente roto, encontró recompensa en el minuto 82, con un centro de Wass que se envenenó y acabó superando a un sorprendido Kepa tras tocar en la madera

La recta final no fue apta para cardiacos. Podía pasar de todo en un partidazo al que el árbitro alemán Zwayer obsequió con siete minutos de añadido. Los jugadores del Valencia, con los plomos casi fundidos, lo siguieron intentando, con dos postreras ocasiones de Rodrigo, que no fueron gol por muy poco.