Álvaro López y la promesa que le hizo a su abuela antes de morir

Real de Minas Reservas tiene un defensa central con condiciones envidiables, buen juego aéreo, un lector del juego ofensivo del equipo rival, la personalidad que impone dentro del campo es notable, además es un elegido permanente en el equipo titular que dirige el colombiano Harold Yepes.

Álvaro López García, tiene 17 años de edad, con la dura tarea de cumplir una promesa que le hizo a su abuela antes de morir que un día él será un jugador de la Liga Nacional de Honduras, las posibilidades están, es cuestión de trabajo, de dedicación, disciplina y que sepa aprovechar la oportunidad cuando el momento llegue, es jugador de Reservas, está a un paso de llegar al primer equipo.

Es una mezcla de metas las que se ha trazado el joven jugador del equipo minero, trabaja muy duro para ser convocado a la selección Sub-20 de Honduras. Pasa atento de una oportunidad en el equipo que dirige Arnold Cruz.

Mis metas es estar en la selección Sub-20, para eso debo seguir trabajando en los entrenamientos y en los partidos para tener una oportunidad, creo que el técnico aún no me ha visto, estoy desde el torneo pasado, solo vino una vez a tomarme el nombre y no volvió más al equipo”, dijo Álvaro López.

Álvaro López, casi siempre gana en el mano a mano, tiene un futuro muy prometedor.

Matemáticamente, el equipo minero puede clasificar a la liguilla en el Torneo de Reservas, para eso tendrán que ganar en esta día al Honduras Progreso en el estadio Humberto Micheletti. “Tenemos mucha fe que podemos sacar los tres puntos ante Honduras Progreso, en Tegucigalpa le ganamos, jugábamos un buen partido, también podemos hacer lo mismo en Progreso, aun pensamos en la clasificación, dependerá de sacrificio y esfuerzo de cada uno”, señaló.

El espigado defensa, carga una gran loza en su espalda, es un peso que lo motiva, un día le hizo la promesa a su abuela que él iba jugar en la Primera División de Honduras, en ese momento estaba con vida, hoy tiene la dura tarea de cumplir lo prometido.

Desde pequeño he tenido un sueño que es llegar a jugar en la Liga Nacional, fue una promesa que le hice a mi abuela antes que muriera. Debo de lograrlo, además hice esa promesa, el camino no es fácil en el fútbol, las cosas no siempre salen bien, tengo mucha fe en mi capacidad que lo voy a lograr”, manifestó.